Cómo Planchar Satén

El satén es un tejido lustroso con una superficie lisa que puede arrugarse, pero el planchado y el vapor regulares pueden no ser la mejor solución. Una plancha demasiado caliente puede derretir las fibras, y el vapor por sí solo no eliminará las arrugas de un pesado vestido de satén ni le dará vida a un vestido de novia arrugado. En lugar de vaporizar o planchar sus prendas de raso, protéjalas de quemaduras permanentes y brille con un método de planchado suave y fácil de manejar. Planchar implica mantener presionada la plancha y luego levantarla rápidamente de la tela para eliminar las arrugas, en lugar de deslizar la plancha de un lado a otro de la prenda.

Que necesitas

Índice
  1. Paso 1
  2. Paso 2
  3. Paso 3
  4. Paso 4
  5. Paso 5
  6. Paso 6
  7. Paso 7

Paso 1

Lea la etiqueta de cuidado de la ropa para determinar el ajuste de calor correcto para su plancha. Elija la temperatura adecuada para el tipo de satén que tiene.

Paso 2

Pruebe la tela en la entrepierna oculta antes de planchar. Use una plancha tibia y seca en las costuras que están ocultas dentro de la prenda para comprobar si hay algún daño potencial en la tela.

Paso 3

Da la vuelta a la prenda para que el lado brillante quede adentro para evitar la decoloración y los reflejos. Estire las prendas de raso sobre una tabla de planchar acolchada.

Paso 4

Coloque una toalla blanca, un pañuelo o un pañal de algodón viejo sobre la tela para evitar que la plancha dañe los bordados, las lentejuelas o los encajes, y para evitar dejar marcas de quemaduras permanentes en la tela.

Paso 5

Presiona la plancha ligeramente contra el paño de presión durante unos segundos. Use movimientos cortos, hacia arriba y hacia abajo para suavizar las arrugas en las telas en lugar de movimientos deslizantes largos hacia adelante y hacia atrás.

Paso 6

Presiona primero las partes más gruesas o irregulares de la prenda y luego pasa a otras áreas. Por ejemplo, si está planchando una chaqueta de raso, planche primero las mangas, los hombros y el cuello.

Paso 7

Deja que la prenda se enfríe sobre la tabla de planchar durante cuatro o cinco minutos para evitar que se arrugue y plánchala. Cuelga tus prendas de satén en las perchas para mantenerlas suaves y sin arrugas.

Consejo

Si usa una plancha para crear brillo en la tela, frótela con una toalla o con el extremo húmedo de una esponja limpia.

Advertencia

Nunca planche prendas de raso sucias o sucias. El calor de la plancha dejará manchas.

El vapor puede causar manchas de agua y arrugas en la tela, así que no use vapor ni rocíe agua sobre las telas antes de plancharlas.

Rodrigo Quesada

Influencer frustrado, trabajador de enteradisimo.com y otros proyectos independientes.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información