Los Mejores Clavos Para Clavar Madera Contrachapada

La madera contrachapada tiene muchos usos, desde techos hasta subsuelos y todo lo demás. Debido a la versatilidad de la madera contrachapada, se recomiendan diferentes tipos de clavos para trabajos específicos. La longitud de los clavos depende del medio en el que se clavan y puede funcionar para una variedad de proyectos, pero el proyecto en el que está trabajando determinará qué clavos son los mejores.

Índice
  1. El techo
  2. Enmarcado
  3. Subsuelo
  4. Panel

El techo

Los paneles de techo de madera contrachapada unidos al techo se mantienen en su lugar con clavos de grado exterior de vástago anillado. Los vástagos anulares en el eje actúan como pequeñas púas que sujetan la madera con fuerza cuando se empujan para que no se aflojen durante su vida útil. Dado que están expuestos a condiciones externas, deben estar revestidos o fabricados con metal galvanizado o algún otro tipo de metal resistente a la oxidación. Luego, las tejas se unen a la madera contrachapada con clavos para techos galvanizados.

Enmarcado

Los clavos para enmarcar se utilizan para ensamblajes de madera contrachapada para interiores o exteriores. Se conocen como clavos colgantes, clavos regulares y clavos de caja. Las plomadas tienen una cabeza de gofre, lo que las hace más fáciles de conducir, y tienen un revestimiento en el vástago para mantenerlas en su lugar de forma segura después de conducirlas. Estos son algunos de los mejores clavos para enmarcar en cualquier situación. Las uñas regulares son muy similares a las plomadas, pero no tienen el revestimiento ni los extremos ondulados. Son baratos, pero después de unos años se aflojan a medida que la madera contrachapada se encoge y comienza a salirse. Los clavos de caja son similares a los clavos regulares, pero son más delgados para evitar que la madera se parta cuando se clava. Se utilizan mejor cuando se clavan tableros de madera maciza en lugar de madera contrachapada.

Subsuelo

Use clavos de vástago anillado con cabezas de 3 a 16 pulgadas para asegurar el contrapiso de madera contrachapada del contrapiso en su lugar. La punta del clavo no debe exceder el ancho de la viga del piso en la que se clava. Las vigas del piso de la casa generalmente tienen entre 8 y 10 pulgadas de ancho, por lo que la longitud de los clavos no es un problema. Sin embargo, los cobertizos de jardín u otras construcciones anexas solo pueden usar vigas de dos por cuatro como vigas, en cuyo caso los clavos de 4 pulgadas serían la longitud máxima. Los clavos deben avellanarse para evitar que las cabezas sobresalgan y dejen una superficie irregular. Utilice clavos revestidos, como clavos cromados o galvanizados en caliente. Para un desempeño más duradero, use clavos de acero inoxidable o de aluminio endurecido, pero nunca clavos recubiertos de cemento o resina, ya que pueden dejar manchas en el piso.

Panel

Los paneles de madera contrachapada se mantienen en su lugar con clavos para paneles de colores, también conocidos como clavos para chapa o clavos para clavos, que se clavan en las costuras oscuras de los paneles. Los clavos por lo general no miden más de 1 pulgada, pero si atraviesan paneles de yeso, aumente la longitud de los clavos a 1 5/8 pulgadas. Golpee los clavos con un martillo, luego clávelos para nivelarlos. Un kit al ras de cabezas de clavos del color apropiado se combinará con el color de unión más oscuro del panel.

Mario Garcia

Fundador, redactor, y CEO de enteradisimo.com

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te brindamos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Mas información